Precio por cantidad. Mínimo 10 unidades.​

Producto personalizado. Demora en entrega 7 días hábiles.

 

 

  • Medidas:  7 cm. de alto x 5 de diámetro.
  • Contenedor de vidrio reutilizable.
  • Pabilo de madera.
  • Con dije en bronce.
  • Esencias: azar, chocolate blanco, citronela, coco, flores silvestres, gardenia, lavanda, limón, mar en calma, menta, miel, tilo, rosas. 

 

Nuestras velas son naturales y ecológicas elaboradas artesanalmente a base de soja, con pabilo de madera, sin aditivos ni agregados y perfumadas con esencias de calidad.

Su tiempo de luz es dos veces superior al de las velas comunes y su aroma es más persistente. La cera de soja emite un 90% menos de hollín, es decir una cantidad casi nula, manteniendo la estética de la vela y protegiendo la salud. Su combustión no constituye ningún riesgo, porque es 100% natural y no tóxica.

Encender una vela es un ritual que sana, ilumina mente y alma, nos libera de todo lo que irrumpe nuestra paz y serenidad. Nos invita a crear un clima de armonía gracias a sus propiedades de la aromaterapia.

La cera de soja tiene un punto de fusión bajo, por lo que se quema completamente y dejando el recipiente limpio. La vela se aprovecha íntegramente, no hay desperdicio. La cera proviene de las plantas, fuente ilimitada, renovable, y biodegradable, lo que la convierte en un producto sostenible. 

Envase 100% reutilizable.

 

Mini vela de soja en frasco
$72,00
Cantidad
Mini vela de soja en frasco $72,00

Precio por cantidad. Mínimo 10 unidades.​

Producto personalizado. Demora en entrega 7 días hábiles.

 

 

  • Medidas:  7 cm. de alto x 5 de diámetro.
  • Contenedor de vidrio reutilizable.
  • Pabilo de madera.
  • Con dije en bronce.
  • Esencias: azar, chocolate blanco, citronela, coco, flores silvestres, gardenia, lavanda, limón, mar en calma, menta, miel, tilo, rosas. 

 

Nuestras velas son naturales y ecológicas elaboradas artesanalmente a base de soja, con pabilo de madera, sin aditivos ni agregados y perfumadas con esencias de calidad.

Su tiempo de luz es dos veces superior al de las velas comunes y su aroma es más persistente. La cera de soja emite un 90% menos de hollín, es decir una cantidad casi nula, manteniendo la estética de la vela y protegiendo la salud. Su combustión no constituye ningún riesgo, porque es 100% natural y no tóxica.

Encender una vela es un ritual que sana, ilumina mente y alma, nos libera de todo lo que irrumpe nuestra paz y serenidad. Nos invita a crear un clima de armonía gracias a sus propiedades de la aromaterapia.

La cera de soja tiene un punto de fusión bajo, por lo que se quema completamente y dejando el recipiente limpio. La vela se aprovecha íntegramente, no hay desperdicio. La cera proviene de las plantas, fuente ilimitada, renovable, y biodegradable, lo que la convierte en un producto sostenible. 

Envase 100% reutilizable.